Un buen amigo compartió una filosofía sobre la iglesia conmigo que él había oído: La iglesia debe ser disfrutada, no sufrida.

He estado pensando en esto mucho desde que lo escuché porque mientras sonaba bien, había algo que no se sentaba muy bien conmigo. Creo que 2 Corintios me reveló la verdad.

2 Corintios 4:11 “Porque nosotros que vivimos, siempre estamos entregados a muerte por causa de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestra carne mortal”.

Esta es la razón por la iglesia no siempre será una experiencia agradable. Si una iglesia es fiel a la Palabra de Dios, fiel a Jesúcristo, y fiel a proclamar el camino de la cruz, habrá momentos en cual la iglesia se sentirá como la muerte. Somos gente mundana y carnal en muchas maneras, incluso en la iglesia, y cuando la iglesia y el pastor están fieles a enseñar y predicar lo que Dios ha dicho acerca de la vida y la piedad, habrá convicción de pecado y mundanalidad y un enfrentamiento con nuestra carne. Ese enfrentamiento que viene de la predicación fiel nos hará sentir incómodos a medida que la Palabra de Dios actúa como un espejo para mostrarnos quiénes somos, cuán carnal hemos estado actuando, cuán egoístas somos. La confrontación de la Palabra de Dios y de las demandas de Cristo nos llevará a una decisión: ¿moriremos a nosotros mismos cuando nos sometemos a la Palabra y le sigamos a Cristo? ¿O escogeremos ignorar las palabras duras mientras nos aplacemos a la carne?

“Porque vendrá tiempo cuando NO SUFRIRÁN LA SANA DOCTRINA, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas. Pero TU sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, CUMPLE TU MINISTERIO. ” -2 Timoteo 4: 3-5

Llegará el momento en que no se SUFRIRÁN. En los tiempos finales la gente buscará maestros, iglesias y un mensaje que aplacará sus propios deseos. Las iglesias se construirán sobre la base de nunca decir nada que cause incomodidad, que nunca hace una confrontación o tristeza de Dios. Estas iglesias principalmente estarán buscando una manera para hacer una experiencia agradable y para entretener el rebaño. Dios dice que están alejandose de la verdad. Apartándose de la realidad de que cuando escogemos la cruz, tendremos que morir. La carne no quiere morir, y grita, y trata de convencernos de no soportarlo o sufrirlo.

No hay resurrección sin la crucifixión. No hay pentecostés sin calvario. No hay vida sin muerte.

El secreto es que cuando elegimos morir es cuando realmente encontramos la vida. Nunca podremos encontrar una vida abundante si estamos constantemente buscando apaciguar la carne.

La muerte a uno mismo no será agradable en el momento, pero podemos regocijarnos sabiendo lo que Dios va a producir dentro de nosotros a través de esa muerte: Vida de resurrección y un carácter transformado en la imagen de Cristo. Crear una persona que realmente es la fragancia de Cristo, y alguien que tiene una profundidad de carácter que realmente será capaz de ministrar a la gente.

Como Pablo dijo, por lo tanto NO DESMAYAMOS

El autor de Hebreos dijo: TENEMOS NECESIDAD DE RESISTENCIA. (es necesaria la paciencia)

Jesús dijo, yo voy a preparar un lugar para ustedes … vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.

Sé fiel, no cambies el mensaje, cumple tu ministerio, mira hasta la eternidad, espera en Dios. Amén.

“Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día. Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria; no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.” -2 Corintios 4:16-18

Advertisements